El auge del excursionismo y de los deportes de montaña es un hecho. Los Pirineos y demás zonas montañeras, se llenan cada vez más de esquiadores, de escaladores o de alpinistas con ganas de coronar alguna cima. Muchas de estas ascensiones, a diferencia de años atrás, se hacen acompañadas por un guía de montaña. Aunque esta figura, típica de los Alpes, aun no está muy arraigada, ha aumentado considerablemente el nombre de deportistas que optan por contratar un profesional del sector.  

La profesión de guía de montaña nació en los países alpinos a principios del siglo XIX como respuesta a las numerosas demandas de la burguesía aventurera, que llevada por el nuevo corriente europeo del romanticismo, quería disfrutar de la natura en todas sus facetas. La contratación de guías locales para acompañar estas expediciones creció desmesuradamente hasta convertirse en un modus vivendis de parte de la población de las zonas alpinas de Francia, Austria, Alemania, Suiza e Italia, donde la profesión de guía de montaña esta actualmente muy arraigada y con una regulación propia. No fue, pero, hasta el año 1965 que se creó la Unión Internacional de Asociaciones de Guías de Montaña (UIAGM), un paso muy importante para la profesión que permitió establecer una regulación uniforme. Hoy en día, la UIAGM, cuenta con un total de 22 países adscritos (15 de ellos europeos) i 6.000 guías afiliados. Además, ésta es la única organización que representa la profesión de guías de montaña en todo el mundo. Tiene como objetivo principal regular la formación a escala internacional, conseguir un nivel uniforme en cuánta a la formación y promover el libre ejercicio de la actividad profesional.

Una insígnia del Alpinismo dicho cómo tal. Mont-Aguille, la conquista del Paraíso.

Una insígnia del Alpinismo dicho cómo tal. Mont-Aguille, la conquista del Paraíso.

 

La historia y la experiencia han ido perfilando a lo largo de todos estos años lo que es un guía de montaña tradicional. Éste tiene que conocer bien el oficio, el entorno en el cual trabaja, ser polivalente y tener mucha experiencia. El guía antes de todo es alpinista, la formación posterior solo les proporciona conocimientos técnicos, pero el bagaje y la experiencia ya la tiene antes de obtener el título. Muchos profesionales coinciden en que el lema principal de un guía tiene que ser el de compartir su pasión; la montaña. Estamos hablando de un oficio vocacional donde se debe ser rápido en la toma de decisiones y saber mover-se por las múltiples disciplinas.
A veces, a la hora de obtener el título de guía de montaña, se crean confusiones en torno a las diferentes competencias y ámbitos de actuación. Han surgido a lo largo de los años polémicas hacia algunos sectores profesionales que se acreditaban para guiar sin tener la titulación reglada correspondiente o con poca formación. En el año 1997 se aprobó el Real Decreto 1913/97 que establecía las titulaciones de Técnicos Deportivos como Enseñanzas de Régimen Especial regladas en todo el estado. El Real Decreto se actualizó en el año 2003 y establecía los currículos y se regulaban las pruebas de acceso específicas al título de Técnico Deportivo en las diferentes especialidades de los deportes de montaña y escalda: alta montaña, barrancos, escalada, esquí de montaña y montaña media. La formación está compuesta por tres niveles de formación; el primer corresponde al bloque común de excursionismo y es común para todas las especialidades y obligatoria para acceder a los dos niveles superiores, el segundo nivel corresponde al guía acompañante y es un grado medio, y finalmente, el tercer nivel es el que acredita el oficio de guía de montaña y es un grado superior que el alumno como técnico superior de deporte de montaña en especialidad de escalda, de esquí de montaña o alta montaña.

nenes

Todos estos técnicos tienen unas competencias concretes y delimitadas según el nivel de estudios que han logrado y la especialidad que ejercerán profesionalmente. Mucha es la polémica que envuelve a las titulaciones de guía de montaña y a las nuevas generaciones que salen muy bien preparados físicamente pero quizás con poco experiencia… Las opiniones son diversas y los consensos pocos.

La afiliación de los guías de montaña

Ámbito Internacional

Unión Internacional de Asociaciones de Guías de Montaña (UIAGM) – 1965

Unión Internacional de Asociaciones de Alpinismo (UIAA) – 1932

Unión Internacinal de Asociaciones de Guias Acompañantes (UIMLA) – 2004

Ámbito nacional

Asociación Española de Guías de Montaña (AEGM) – 1993

Escuela Nacional de Alta Montaña (ENAM) -1953

 

¡No te pierdas el resto de artículos!

Swuan. Swant, suant…

Vamos subiendo y nos vamos dando cuenta que estará al dente para bajar!! (aunque yo sigo dudando que podamos subir) pero la euforia colectiva nos invade. En ningún momento se nos pasó por la cabeza que no subiríamos. Era evidente que teníamos que ir. Costaría pero se...

Swan. Y los sueños, sueños son…

31 de diciembre otra jornada más de montaña con esquís, rebuscando y degustando nieves escondidas detrás de muros de tierra y hierba qué hacéis esta noche? Nosotros tenemos reglet (que no regleta) de quesos Apestará la casa a queso! Pues si, porque éste ha traído 25...

Y si quieres entrar en nuestras aventuras…

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar