Niños, taxi, recreos, estudios, bocadillo…

Trabajar. De lunes a viernes. Te levantas, preparas, desayunos, ingieres algo, el reloj. La ducha, el café. No sabes exactamente por qué, pero siempre hay un espacio de tiempo que desaparece.

Un día. Otro. Una semana, un mes… ¿Cuántos años llevas así ya?

Borrasca. Viento. Todo lo que llevamos de invierno sin nieve. Borrasca. ¿Borrasca?? Borrasca. El fin de semana dan precipitaciones, nieve. Nieve. Nieve. Lunes. Niños, bocadillos, teléfono, papitaxi, recreos, cena. Teléfono. Malas compañías.

Malas ideas. Nieve, Borrasca, nieve, polvo, nieve, sol, viento, sol. Malas compañías. Malas influéncias.

¿Es que no trabaja nadie en este país?!?

Nieve. Pan de hace dos días, bocadillos. Malas compañías…

Miércoles. ¿Miércoles?!? Miércoles: nieve. Nieve para mi, nieve para mis poros, nieve para mis piernas. Un miércoles cualquiera, de una semana cualquiera, de un invierno (no) cualquiera. 7:30 punto de encuentro para escapar de esta rutina. Cosquillas en el estómago. Parece que esté haciendo algo malo. No quiero problemas. Simplemente, necesito una dosis de energía, de romper, de decirme a mi misma que sigo viva, que sigo teniendo vida, sigo existiendo.

DSC_0164

El manto blanco de estas latitudes me calma la mente, me relaja el cerebro y me llena de luz. Las malas compañías me obligan a que haga ese paréntesis necesario, vital, por receta médica. Pero que el mundanal día a día nos prohíbe, nos insulta, nos obliga a olvidar que somos personas, que necesitamos vida que podemos estar despiertos, pensar, huir de lo que marcan los periódicos, la rutina, la sociedad, la presión de la inercia.

DSC_0167

A veces algo tan simple cómo unos cuántos litros de agua mal puestos, mal repartidos, mal licuados pueden hacer tanto por uno que se nos antoja imposible.

Es fácil: te levantas, preparas, desayunos, ingieres algo, el reloj. La ducha… el café. No sabes exactamente por qué, pero siempre hay un espacio de tiempo que desaparece… 7:30 punto de encuentro de un gran día. Cosquilleos en el estómago, vuelves a tener 20 años.

¿Traerás pan?

Gracias por un miércoles cualquiera.

¡No te pierdas el resto de historias!

La contratación del guía de montaña: mil y un perfiles

¿Cuál es el perfil de cliente que contrata a un guía de montaña? La respuesta es ambigua y difícil de concretar. No obstante, ya hace años que se siguen unos patrones. La persona que demanda un guía suele tener un nivel socioeconómico medio y un objetivo concreto que...

Una profesión de montaña: el guía

El auge del excursionismo y de los deportes de montaña es un hecho. Los Pirineos y demás zonas montañeras, se llenan cada vez más de esquiadores, de escaladores o de alpinistas con ganas de coronar alguna cima. Muchas de estas ascensiones, a diferencia de años atrás,...

Y para regar nuestras Margarita’s mentales:

Montrebei. Totxaires

Vía histórica, histérica, en la mente de muchos, en las manos de pocos, parte de la leyenda del Congosto. En miles de letras que describen su particular hazaña.   Y así empiezan, más o menos, todos los relatos sobre ella. Con personalidad propia. Con carácter....

Montrebei. El día después

Infusión de tomillo al sol. Nueve de la mañana. Tomillo recién cortado. Agua calentada al fuego. Fuego del gas del infiernillo. Con el único recipiente mínimamente limpio que dejamos de ayer por la noche. - Toma, la he limpiado - Gracias - Bueno… con el dedo, claro...

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar