Sin prisa, sin mucha avidez, pesados, cansados, con ganas de más, con la mirada en esos diedros evidentes que nos gritan cada día cuando estamos en el base… desmontamos, muy a nuestro pesar. Dejamos enseres para el que venga. Había unas parrillas, ahora hay también olla, paella y cocina de gasolina.

Como regalo de consolación visitaremos las dunas.

Omán es un país de desierto, de mar y desierto. Desierto y oasis. Y montañas. Pero desiertos hay muchos y muy distintos. Y el desierto que algunos tenemos en mente es aquél que forman las dunas. Dunas rojas, dunas de arena ardiente, dorada, fina, suave. Llegamos a ellas con los rayos del sol apurando el horizonte, la arena empezaba a estar fresca, agradable. Respiramos esas formas, y pusimos rumbo a Sur, que no al sur.

Actividades de Montaña - Desierto de Omán

Visita obligada al Maritime History Museum (en el fondo, somos turistas, pero tampoco nos pasemos: son horas de cenar, está cerrado). Hacemos la foto de rigor al dhow (barco de construcción tradicional) y los distintos sambuk (pequeñas –y no tan pequeñas- embarcaciones de pesca) que se exhiben en el exterior del edificio. Aún nos espera otro regalo esta noche.

Después de cenar, vamos resiguiendo la costa camino de Muscat para dormir. Unos pequeños acantilados nos tienen preparada una sorpresa. La luna ya está baja, el mar medio ajetreado nos ofrece un espectáculo nocturno. El agua: brilla. No sabemos si son las algas, el plancton fosforescente o la magia de este país, pero no nos deja indiferentes. El mar reluce a cada movimiento.

Un desayuno con sabor a no-me-cabe-todo-en-el-petate, y un regusto de que aquí-hay-que-volver. Subimos
un poco más por la costa y buscamos una playa dónde bañarnos. Si ahora empezáramos a nadar, sin parar, todo al frente, allí, justo allí delante, encontraríamos Irán. Estamos justo delante de Irán. El mismo mar. La misma sal. Muchos a
ños atrás… el mismo país, las mismas gentes.

DSC_0026Y volvemos.

Primera parada Dubái. No prestamos ni atención al pirulo de colores que unas pocas semanas después entraría en llamas.

Volvemos.

Ese sabor a sal de nuestro baño en los mares de Persia nos acompañará todo el viaje.

Volvemos.

I què us dónen allà dalt? Passar fred? Gana? Son?

Volvemos…

Volveremos.

No te pierdas el resto de la historia de nuestras actividades de montaña en Omán!

Omán. Día 10

Último madrugón. Se nos está antojando cómodo este horario. Cordada de tres a Shukram: se hace un poco más escurridiza la aproximación y los primeros largos, pero una vez encontrada, se plantan en la cima aún con luz de día. Cordada de tres al French Pillar (habrá que...

Omán. Día 9

Después de ese día teóricamente de descanso activo, no servimos para demasiado. Era día de 1000 metros, de levantarnos pronto, de salir tarde, de bajar de noche, de navegar por la pared… pero no… Solo dos decidimos levantarnos de madrugada, pero la propiocepción...

Omán. Días 7 y 8

Todos los que ayer estuvieron en la pared, de una u otra manera hoy están bajo mínimos: se presenta otro día de relax. Nuestros tres osados, después de haber empezado a escalar a las 4 de la madrugada por efectos de la repisa agotadora, tienen que rapelar: es un día...

Omán. Día 6

Hoy, como pasará ya el resto de los días de escalada, la actividad va de tríos: trío al diedro evidente que surca La Pared y grita en silencio que la visiten. Me quedo con las ganas: necesito dormir una noche entera. El resto se van a jugar a una vía con mucho...

Omán. Día 5

Naranja, culo de agua, y lo que quedaba de comestible. Disfrutamos del alba, por detrás del Jebel Shams –la montaña del sol, por algo será- la más alta del país, con 3.048m. Nos vestimos las cuerdas, escondemos todo lo escondible en las espaldas y ¡a destrepar! Qué...

Omán. Día 4

El French Pilar acoge en la repisa de la base los 3 osados. A las luces del amanecer ya estarán deleitándose de los primeros metros de esta imponente pared. Con un sol espléndido llegarán a la cumbre. Tiempo suficiente para ir a descubrir la canal de bajada, que hará...

Omán. 3r día

Al despertarnos parecía que por fin habíamos descansado (tomamos decisiones un poco más acertadas). No, ese no era nuestro CB. Aunque nos doliera invertir otro día, preferimos encontrar un buen sito desde el que podernos mover fácilmente. Pasado el mediodía el Misht...

Omán. Aproximación

Una vez con los pies en la tierra, recogemos los coches de alquiler, cargamos en modo tetris las cuatro bolsitas de mano que llevamos y pa’lante. La primera prueba, y por sorpresa, nos viene justo al subirnos a los coches, ups… esto… un coche automático… a ver chicos…...

Omán, tierra de leyendas

Lo primero que a uno le viene a la cabeza cuando escucha este nombre es: ¿y esto, dónde está? Más o menos todos lo localizamos en un vago territorio difuso mentalmente entre África y el Oriente Medio, pero es raro encontrar alguien que sitúe nuestro nuevo destino, sin...

Preparando bultos

Por fin, por fin frío! Ahora si! Y ahora que ha llegado el frío, escogemos un destino dónde sólo se puede ir cuando las temperaturas son más bajas. Aunque queremos frío, frío de verdad, viendo cómo están las cosas, esperaremos a la vuelta para saludar el invierno...

Y para regar nuestras margarita’s mentales…

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar