Hemos hablado anteriormente de que un exceso de calorías ingeridas respecto a las que vayamos a quemar serán siempre almacenadas en nuestro cuerpo en forma de grasa, pero ¿por qué es peor “pasarse” comiendo chococrispis que comiendo un buen plato de arroz? ¿No son todo carbohidratos? Son carbohidratos, sí, pero las características de unos y otros los hacen totalmente diferentes en cuanto a la disposición para ser utilizados como energía por nuestro cuerpo.

¿Las calorías engordan?

¡Las calorías no engordan! ¡Engordas tú, tío vago! ….Esto… perdón. No, las calorías no engordan. Las calorías son nuestras amigas, son energía, lo que pasa es que si no las quemamos cuando debemos entonces sí nos engordan, además de provocar muchos otros desajustes en el cuerpo.

 

Entonces, volviendo al punto anterior ¿por qué es “peor” meterse 300kcal de carbohidratos (HC) en forma de crispis que 300kcal de HC en forma de arroz integral? ¿por qué será más fácil engordar comiendo azúcares que cereales integrales? Pues por el índice glucémico ¡claro!

El índice glucémico (IG), ese gran desconocido

El índice glucémico* es un valor que se le da a cualquier alimento que presente carbohidratos, y mide la capacidad de esos HC para elevar la glucemia. Y te preguntarás…… ¿qué? La glucemia es la cantidad de glucosa en sangre.

Siempre hay una cierta cantidad de glucosa circulando en la sangre, que es la que está disponible como combustible para ser usada por las células. En el ayuno el nivel de glucemia es bajo, habiendo menos glucosa disponible en sangre, y cuando nos pegamos un atracón de azúcares la glucemia se dispara.

Entonces, en los alimentos con IG bajo (cereales integrales, verduras, legumbres…) encontramos que los carbohidratos tardan más en llegar a la sangre en forma de glucosa, y lo hacen de forma gradual. Por el contrario, los alimentos con un alto IG (azúcar, pan blanco, patatas…) permiten utilizar sus HC como energía muy rápidamente, ya que la glucosa pasa velozmente a la sangre.

Todo lo que sube, baja…

Bien, hemos visto que los alimentos con un IG alto provocan que la glucosa en sangre suba rápidamente, esto es una gran ventaja si tenemos que hacer ejercicio ya que nos proporciona energía. El problema llega cuando, en vez de eso, preferimos quedarnos tirados en el sofá ¿qué pasa con toda esa glucosa? El cuerpo, al detectar una subida de glucemia, pone en marcha ciertos mecanismos hormonales para tratar de reducirla y así volver al equilibrio. El páncreas segrega insulina para sacar esa glucosa de la sangre ¿y dónde la manda? pues se conviertirá en grasa para poder utilizarla más tarde como energía, cuando vengan vacas flacas. El problema es que para mucha gente no llegan esas vacas, entonces vienen los problemas.

Además, después de este proceso, encontramos que el “chute” de insulina ha provocado un efecto rebote que deja la glucemia por los suelos, provocando cansancio, apatía… Se trata del bajón del azúcar.

Los alimentos con bajo IG no tienen ese problema; como la subida de la glucemia es lenta y progresiva y no provocan esos “subidones”, se nos hace mucho más fácil aprovechar la energía que van liberando durante el día.

*No es un valor absoluto de los alimentos, es un valor de referencia con respecto a la glucosa pura, que tiene IG=100. P ej: Pan blanco IG= 90, Miel IG=87, Arroz integral IG=50, Tomate IG=38

¡No te pierdas el resto de artículos!

Swuan. Swant, suant…

Vamos subiendo y nos vamos dando cuenta que estará al dente para bajar!! (aunque yo sigo dudando que podamos subir) pero la euforia colectiva nos invade. En ningún momento se nos pasó por la cabeza que no subiríamos. Era evidente que teníamos que ir. Costaría pero se...

Swan. Y los sueños, sueños son…

31 de diciembre otra jornada más de montaña con esquís, rebuscando y degustando nieves escondidas detrás de muros de tierra y hierba qué hacéis esta noche? Nosotros tenemos reglet (que no regleta) de quesos Apestará la casa a queso! Pues si, porque éste ha traído 25...

Y si quieres entrar en nuestras aventuras…

Una profesión de montaña: el guía

El auge del excursionismo y de los deportes de montaña es un hecho. Los Pirineos y demás zonas montañeras, se llenan cada vez más de esquiadores, de escaladores o de alpinistas con ganas de coronar alguna cima. Muchas de estas ascensiones, a diferencia de años atrás,...

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar