Sin olvidarnos de la nieve, queremos empezar ya la temporada de fisuras, friends, manos desolladas y dedos rehinchados en uno de los parajes más enigmáticos, provocadores, parcos a la vez que hospitalario, dulce y tranquilo que últimamente hayamos recorrido.

Madrid_162404_0154x

Quizá el hecho que fuera principio de temporada de roca, que la nieve aún no haya abandonado gran parte de las canales y se siga escondiendo por todas las repisas y rincones escondidos por dónde queramos pasar haga que nos encontráramos muy pocos compinches.

Un regalo de refugio y sobretodo, un regalo de guardas nos hizo la estancia mucho más lujuriosa.

subi_IMG_7957Galayos es un desperdicio de roca, canales, fisuras. Agujas, agujetas, torreones, cimas y rincones esondidos y difíciles de diferenciar a primera vista. Duendes, gorilas, locos, santos, pirulos, princesas, diablos… todos juntos y preparados para ofrecernos bailes, sombras y cantos de sirenas del más allá. Cualquiera de las cimas que escojamos nos enseñará un nuevo paisaje. Cualquier canal que queramos descubrir nos devolverá a la realidad: no todo lo que reluce es oro y por muy altas que sean las montañas, desde debajo, todas se ven inmensas.

Día tras día el recorrido serpenteante de las líneas fosforito que vamos dibujando nos lleva a descubrir estos distintos monumentos. El Torreón, La Aguja Negra, El Gorila que se escapó de la película de King Kong, el Capuchin, La Inominada, puntas Margarita, Maria Luisa, Conchita, los Lirios y un sinfín de individuos que nos dejan jugar cómo en el patio del colegio. Nos ilusiobeaFlamini5nan, nos regalan paisajes y pasajes increíbles a la vez que nos hacen ganar a pulso algunas de las ascensiones.

El silencio de este paraje, el abismo entre el que será nuestro hogar durante media semana y la meseta del Cid, los llanos dónde Don Quijote vería gigantes hace de éste un lugar mágico de obligada visita en cualquier Guía Michelín de los amantes de la vertical.

Dejamos pendiente muchas, muchísimas puntas, cimas, líneas, fisuras, arañazos, líneas mágicas. Con la lluvia nos vamos, y con ella nos llevamos parte de las últimas nieves de la temporada. El paseo de vuelta al llano nos obliga a masticar estos días, a digerir los momentos vividos y a encender nuevas mechas de ilusiones.

¡No te pierdas el resto de historias!

Una profesión de montaña: el guía

El auge del excursionismo y de los deportes de montaña es un hecho. Los Pirineos y demás zonas montañeras, se llenan cada vez más de esquiadores, de escaladores o de alpinistas con ganas de coronar alguna cima. Muchas de estas ascensiones, a diferencia de años atrás,...

leer más

Y para regar nuestras Margarita’s mentales:

Montrebei. Totxaires

Vía histórica, histérica, en la mente de muchos, en las manos de pocos, parte de la leyenda del Congosto. En miles de letras que describen su particular hazaña.   Y así empiezan, más o menos, todos los relatos sobre ella. Con personalidad propia. Con carácter....

Montrebei. El día después

Infusión de tomillo al sol. Nueve de la mañana. Tomillo recién cortado. Agua calentada al fuego. Fuego del gas del infiernillo. Con el único recipiente mínimamente limpio que dejamos de ayer por la noche. - Toma, la he limpiado - Gracias - Bueno… con el dedo, claro...

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar